Juegos para viajes

¿Con qué opciones de juegos pueden contar los viajeros empedernidos?

Los viajes son una de las opciones de ocio por antonomasia, eso nadie lo pone en duda, pero lo cierto es que a veces el recorrido hasta llegar a nuestro ansiado destino puede volverse demasiado largo y tedioso. Y es que el viajero empedernido tiene que someterse en ocasiones a incontables horas de vuelo o a interminables kilómetros de recorrido por carretera. Y aunque estas situaciones para nada desalentarán a las personas ávidas de turismo, lo cierto es que es de agradecer el tener juegos o pasatiempos para hacer el recorrido más ameno y divertido. Por eso vamos a enumerar una lista de actividades que pueden servir de juegos para viajeros con los que pasar el rato y hasta echarnos unas buenas risas. Estos son los mejores juegos para viajeros.

 

 

Juegos para viajes

Juegos verbales

Para que un grupo de viajeros se entretenga durante un recorrido extenso, lo más sencillo que tienen al alcance para entretenerse sin recurrir a elementos electrónicos o materiales son los juegos verbales. Este tipo de juegos, aparte de mejorar la comunicación y las relaciones entre los participantes, pueden realizarse de manera espontánea y tienen tantas combinaciones y posibilidades como imaginación tengan los participantes. Hablamos de juegos como el «Veo, veo» el «Adivina, adivinanza», el «Palabras encadenadas» o el «Verdad o desafío». Y por supuesto, todos los que los propios viajeros sean capaces de discurrir e inventar durante el trayecto.

Pasatiempos sobre papel

Una versión de juegos para viajes más individual, porque no siempre se tiene la suerte de viajar acompañado, es la de pasatiempos que se pueden resolver sobre papel con lápiz o bolígrafo. Los crucigramas, los dameros o los autodefinidos son buenos ejemplos de pasatiempos que poder realizar en un largo viaje, y que de paso mejorarán la agilidad de nuestra mente y ampliarán en buena medida nuestro vocabulario. Lo mejor para tener este tipo de juegos a mano durante los viajes es comprar una revista, ya que existen revistas y libros especializados en este tipo de contenido. Cuantas más páginas tengan, de más pasatiempos podremos disfrutar. Aunque también hay aplicaciones móviles y páginas web dedicadas a estos pasatiempos, gran parte de los viajeros se siguen decantando por los pasatiempos tradicionales en papel.

 

Videojuegos portátiles

Si los pasatiempos clásicos no te resultan lo suficientemente estimulantes, siempre puedes optar por las nuevas tecnologías. Ya sea a través de consolas portátiles como la PSP o la Nintendo Switch, o bien gracias al teléfono móvil a través de Internet o en forma de aplicación. El caso es que hay un montón de videojuegos a tu servicio para entretenerte durante las largas horas de viaje, desde los pequeños mini-juegos interactivos o cooperativos hasta los grandes títulos en su versión portátil. La única pega es que con esta elección tu diversión tan solo durará tanto como pueda durar la batería de tu dispositivo.

 

Juegos de manos

Otra opción para los que viajan en compañía. Si hemos establecido que los juegos verbales favorecen la comunicación con nuestros compañeros, ni que decir de los juegos de manos. Estos, a través del contacto físico, ayudan a crear vínculos de forma mucho más directa e intensa que las meras palabras. Juegos como «las palmas», «los chinos», «pares o nones», «piedra, papel o tijera» o «lucha de pulgares» son ejemplos perfectos de como el uso hábil de las manos puede proporcionar momentos de entretenimiento y diversión entre compañeros de viaje que mitiguen las densas horas muertas. Y de la misma forma que en los juegos verbales, la imaginación sirve para ampliar el rango de opciones.

 

Juegos de cartas

Una buena estrategia de entretenimiento durante los viajes largos para quien no quiere jugar con las manos vacías pero no le convence el entretenimiento digital que proporcionan móviles y consolas son los juegos de cartas. Si optamos por una baraja tradicional española tenemos juegos como el tute, el mus, el chinchón o la escoba. Pero si elegimos una opción más cosmopolita como una baraja americana, podremos pasar el rato con juegos como el póker o el black-jack. Todo depende de nuestros gustos y aptitudes, pero también cabe destacar que en estas circunstancias enseñar a otros a jugar puede ser un entretenimiento en sí mismo.

 

 

Conclusión

La variedad de opciones de juegos para viajes resulta, tras analizarla, bastante más amplia de lo que en un primer momento cabría esperar. Conociendo esta información y esta diversidad en las opciones de entretenimiento durante viajes largos el paso final tan sólo resulta en escoger la que mejor se adapta a nuestros gustos particulares  y disfrutarla tanto, como el viaje en el que nos hemos embarcado.

Add Comment